Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de enero de 2007

«Queridos hijos, en este tiempo santo, lleno de las gracias de Dios y de Su amor que me envía a ustedes, les ruego: no tengan un corazón de piedra. Que el ayuno y la oración sean sus armas para acercarse y conocer a Jesús, mi Hijo. Síganme a mí y mi luminoso ejemplo. Yo los ayudaré. Estoy con ustedes. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de marzo de 2007

«Esta mañana les hablaré de algo que han olvidado. Se trata del amor. Queridos hijos, mi nombre es amor. El motivo por el que estoy con ustedes tanto de vuestro tiempo es el amor, porque el Gran Amor me envía. Lo mismo pido de ustedes. Pido amor en sus familias, pido que en su hermano reconozcan el amor. Solo así, por medio del amor, verán el Rostro del más grande Amor. Que el ayuno y la oración sean su guía. Abran sus corazones al amor, es decir, a la salvación. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de abril de 2007

«Queridos hijos, no sean duros de corazón en presencia de la misericordia de Dios, que se derrama sobre ustedes durante tanto tiempo. En este tiempo especial de oración, permítanme transformar sus corazones para que puedan ayudarme a que mi Hijo resucite en todos los corazones y a que mi Corazón pueda triunfar. ¡Les doy las gracias! No olviden que sus pastores tienen necesidad de sus oraciones.» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de mayo de 2007

«Queridos hijos, hoy vengo a ustedes con el deseo materno de que me entreguen sus corazones. Hijos míos, entréguenmelos con plena confianza y sin miedo. Pondré en sus corazones a Mi Hijo y Su Misericordia. De esa manera, hijos míos, mirarán el mundo que los rodea con ojos diversos. Verán a su prójimo. Sentirán su dolor y su sufrimiento. No den la espalda a quienes sufren, de otra manera mi Hijo dará su espalda a quienes actúen así. Hijos, no titubeen.» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de junio de 2007

«Queridos hijos, también en este tiempo difícil, el amor de Dios me envía a ustedes. Hijos míos, no teman, yo estoy con ustedes. Con plena confianza, denme sus corazones para que pueda ayudarlos a reconocer los signos del tiempo en los que viven. Los ayudaré a conocer el amor de mi Hijo. Yo triunfaré a través de ustedes. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de julio de 2007

Queridos hijos, hoy vengo a ustedes en el gran amor de Dios para conducirlos por el camino de la humildad y de la mansedumbre. La primera estación en este camino, hijos míos, es la Confesión. Renuncien a su orgullo y arrodíllense ante mi Hijo. Comprendan, hijos míos, que nada tienen y nada pueden. Lo único que es de ustedes y que poseen es el pecado. Purifíquense y acepten la mansedumbre y la humildad. Mi Hijo habría podido vencer por la fuerza, pero eligió la mansedumbre, la humildad y el amor. Sigan a mi Hijo y denme sus manos para que juntos subamos arriba del monte y venzamos. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de agosto de 2007

«Queridos hijos, hoy miro en sus corazones y mirándolos, mi Corazón se oprime por el dolor. Hijos míos, les pido amor incondicional y puro hacia Dios. Sabrán que están en el camino recto, cuando con el cuerpo están en la Tierra y con el alma siempre en Dios. Por medio de este amor incondicional y puro, reconocerán a mi Hijo en cada hombre. Sentirán la unión en Dios. Yo como Madre estaré feliz porque tendré sus corazones santos y unidos. Queridos hijos, obtendré su salvación. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de septiembre de 2007

«Queridos hijos, en este tiempo de los signos de Dios, no tengan miedo porque estoy con ustedes. El gran amor de Dios me envía para conducirlos a la salvación. Denme sus corazones sencillos, purificados por el ayuno y la oración. Solamente en la simplicidad de sus corazones está su salvación. Estaré con ustedes y los guiaré. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de octubre de 2007

«Queridos hijos, los invito a que, con el corazón abierto y con plena confianza, me acompañen en mi misión divina. El camino por el que los conduzco a Dios es difícil, sin embargo perseveren, y al final todos nos alegraremos en Dios. Por ello, hijos queridos, no cesen de orar por el don de la fe. Solo a través de la fe la Palabra de Dios será luz en esta tiniebla que los quiere envolver. No teman, estoy con ustedes. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de noviembre de 2007

«Queridos hijos, hoy los invito a abrir su corazón al Espíritu Santo, permitan que Él los transforme. Hijos míos, Dios es el Bien supremo y por esto como Madre les ruego: oren, oren, oren, ayunen y esperen. Es posible alcanzar este Bien porque de este Bien nace el Amor. El Espíritu Santo reforzará ese amor en ustedes y podrán llamar a Dios su Padre. A través de ese Amor supremo, amarán sinceramente a todas las personas, y las considerarán hermanos y hermanas en Dios. ¡Les doy las gracias! Por el camino que los conduzco hasta mi Hijo, caminan junto a mí aquellos que lo representan.» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de diciembre de 2007

Mirjana comentó: «la Virgen estaba muy triste. Durante todo el tiempo de la aparición tenía lágrimas en sus ojos»: «Queridos hijos, mientras miro sus corazones, el mío se llena de dolor y se estremece. Hijos míos, deténganse por un momento y miren en sus corazones. Mi Hijo, vuestro Dios, ¿está realmente en el primer lugar? ¿Son sus leyes verdaderamente la medida de sus vidas? De nuevo les advierto: sin fe no hay cercanía con Dios y no está presente la Palabra de Dios, que es la luz de la salvación y la luz del buen sentido.» ...
Leer Más