Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de enero de 2008

«Queridos hijos, con toda la fuerza de mi Corazón los amo y me doy a ustedes. Como una madre lucha por sus hijos, así yo oro y lucho por ustedes. Les pido a ustedes: no teman abrirse para que puedan amar y darse a los demás con el corazón. Cuanto más lo hagan con el corazón, más acogerán y mejor comprenderán a mi Hijo y el don que les hace. Que todos los reconozcan por medio del amor que sienten hacia mi Hijo y hacia Mí. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de febrero de 2008

«Queridos hijos, estoy con ustedes. Como Madre los reúno porque deseo borrar de sus corazones lo que ahora veo. Acepten el amor de mi Hijo y eliminen del corazón el miedo, el dolor, el sufrimiento y la desilusión. Los he elegido especialmente para que sean la luz del amor de mi Hijo. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de marzo de 2008

«Queridos hijos, les ruego especialmente en este tiempo de Cuaresma que respondan a la bondad de Dios, porque Él los ha elegido y me ha enviado entre ustedes. Purifíquense de los pecados y en Jesús, mi Hijo, reconozcan el sacrificio de reparación por los pecados del mundo. Que Él sea el sentido de sus vidas y que sus vidas se pongan al servicio del amor divino de mi Hijo. ¡Gracias, hijos míos!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de abril de 2008

«Queridos hijos, también hoy al estar con ustedes en el gran amor de Dios, deseo preguntarles: ¾¿Están ustedes también conmigo?  ¿Está su corazón abierto a mí? ¿Me permiten purificarlo y prepararlo para mi Hijo? Hijos míos, ustedes han sido elegidos porque, en vuestro tiempo, una gran gracia de Dios descendió a la Tierra. No duden en aceptarla. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de mayo de 2008

«Queridos hijos, yo estoy aquí con ustedes en este lugar, por voluntad de Dios. Deseo que ustedes me abran sus corazones y me acepten como Madre. Con mi amor les enseñaré la sencillez de la vida y la riqueza de la misericordia, y los conduciré a mi Hijo. El camino hacia Él puede ser difícil y doloroso, pero no teman, estaré con ustedes. Mis manos los sostendrán hasta el final, hasta la felicidad eterna; por ello, no teman y ábranse a mí. ¡Les doy las gracias! Oren por los sacerdotes. Mi Hijo se los dio como un don.» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de junio de 2008

«Queridos hijos, estoy con ustedes por gracia de Dios: ¡para hacerlos grandes, grandes en la fe y en el amor, a todos ustedes! A ustedes, cuyos corazones se han vuelto duros como una piedra por el pecado y la culpa ¾mientras decía esto, la Virgen miraba a los presentes, con dolor y lágrimas en sus ojos¾. Y a ustedes, almas devotas, deseo iluminarlos con la fuerza de la fe y abrirles los caminos del amor y de la esperanza. ¡Sean perseverantes, yo estaré con ustedes!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de julio de 2008

«Queridos hijos, es con amor maternal que los deseo alentar a amar a su prójimo. ¡Que mi Hijo sea la fuente de ese amor! Él, que podría haber hecho todo por la fuerza, eligió el amor y les dio ejemplo. También hoy, a través de mí, Dios les manifiesta una inmensa bondad, y ustedes, hijos míos, están obligados a responder. Compórtense hacia las almas que encuentran con igual bondad y generosidad. ¡Que su amor las convierta! Así, mi Hijo y Su amor resucitarán en ustedes. ¡Les doy las gracias! Sus pastores deben estar en sus corazones y en sus oraciones» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de agosto de 2008

«Queridos hijos, con mi venida a ustedes aquí, se refleja la grandeza de Dios y se abre el camino a la felicidad eterna. No se sientan débiles, solos o abandonados. Junto con la fe, la oración y el amor, suban a la colina de la salvación. ¡Que la Misa, que es el acto más sublime y poderoso de su oración, sea el centro de su vida espiritual! Crean y amen, hijos míos. Aquellos a quienes mi Hijo eligió y llamó los ayudarán también en esto. A ustedes y a ellos especialmente, les doy mi bendición maternal. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de septiembre de 2008

«Queridos hijos, hoy los llamo, con mi corazón de Madre, a que se reúnan en torno a mí para amar a su prójimo. ¡Hijos míos, deténganse! Miren en los ojos de su hermano y vean a mi Hijo Jesús. Si ven alegría, alégrense con él. Si en los ojos de su hermano hay dolor, alejen el dolor con vuestra ternura y bondad, porque sin amor están perdidos. Solo el amor es efectivo, hace milagros. El amor les dará la unión en mi Hijo y la victoria de mi Corazón. Por eso, hijos míos, amen.» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de octubre de 2008

«Queridos hijos, los llamo de nuevo a la fe. Mi Corazón de Madre desea que su corazón se abra para poder decirles: ¡crean! Hijos míos, únicamente la fe les dará fuerzas en las pruebas. La fe les renovará el alma y les abrirá los caminos de la esperanza. Estoy con ustedes. Los reúno en torno a mí porque los quiero ayudar para que también ustedes puedan ayudar a su prójimo en el descubrimiento de la fe, única alegría y felicidad de la vida. ¡Les doy las gracias!» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de noviembre de 2008

«Queridos hijos, hoy los llamo a una completa unión con Dios. Su cuerpo está en la Tierra, pero les pido que su alma esté cada vez más cerca de Dios. Esto lo lograrán a través de la oración: la oración con un corazón abierto. De esa forma le agradecerán a Dios la inmensa bondad que les regala a través de mí y, con un corazón sincero, recibirán la tarea de tratar a las almas con las que se encuentren con la misma bondad que ustedes reciben. ¡Gracias, hijos míos! Con el Corazón le ruego a Dios para que les dé fuerza y amor a sus pastores: para que los ayuden y guíen a ustedes en esta tarea.» ...
Leer Más

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de diciembre de 2008

«Queridos hijos, Dios los ha elegido a ustedes, los pequeños, para realizar Sus grandes proyectos en este santo tiempo de alegre espera. Hijos míos, sean humildes. Por medio de vuestra humildad, Dios con su sabiduría, hará de sus almas una morada elegida. La iluminarán con buenas obras y así, con el corazón abierto, esperarán el nacimiento de mi Hijo en todo Su amor generoso. ¡Les doy las gracias, hijos queridos!» ...
Leer Más