Palabras de la vidente Vicka: La Virgen nos dice repetidamente que estos son tiempos de gran gracia en los que estamos llamados a aceptar sus mensajes y a vivirlos. Nos invita a ser portadores de su paz y su amor y a rezar por la paz del mundo. Sin embargo, primero debemos lograr la paz en nuestros corazones, realizar la paz en nuestras familias y comunidades, y así, llenos de paz, podremos rezar por la paz en el mundo. «Pero si tú -dice la Virgen- rezas por la paz en el mundo y no tienes paz en tu corazón, esta oración tiene poco valor».

La Virgen en este momento nos recomienda rezar más, sobre todo por sus intenciones y planes, y también nos invita a coger la Biblia cada día, leer unas líneas de ella y luego intentar vivirla a lo largo de la jornada. También nos recomienda rezar por el Santo Padre, los obispos, los sacerdotes y por toda nuestra Iglesia, que necesita nuestras oraciones. En particular, la Virgen reza por la paz y nos invita a unirnos a ella por esta intención.

La paz comienza con la oración / 4 de enero de 2000

– Cuando la gente dice: «No se puede encontrar la paz», «Es demasiado difícil», significa que hacen poco por cambiar. Si nos decidimos a cambiar nuestro corazón y nuestra vida, la paz llegará con toda seguridad. Hay que dirigirse a Dios y decirle: ‘Señor, cambia mi corazón, haz según tu voluntad, porque quiero vivir con tu paz’. Entonces esta paz llega con seguridad».

«Ora por la paz. Con tu oración y ayuno también puedes alejar la guerra». Empecemos a pedir a Dios esta gracia y poco a poco nos dará la paz. Peor que la guerra que hemos tenido que afrontar es la guerra dentro de las familias y la guerra dentro de los corazones y las conciencias. Digo con todo mi corazón que este tipo de guerra es la más pesada. Nuestra guerra ha quedado atrás y ahora estamos en paz. Pero ustedes, que no tuvieron esa guerra, están en una situación más difícil. Hasta que no empieces a rezar, esta guerra será cada vez peor. Debemos comenzar en nuestras familias a poner a Dios en primer lugar y esto es algo hermoso. La Virgen nos recuerda a menudo que debemos poner a Dios en primer lugar y que todo lo demás viene después. Cuando hacemos esto, entonces viene la alegría, viene la paz y viene la bendición en nuestros hogares. La Virgen dice que cuando pedimos una gracia, pero luego no respondemos y, después de obtenerla, seguimos haciendo lo mismo que antes, entonces es como un juego; jugamos con las gracias de Dios. La paz no puede llegar a nuestros corazones si permanecemos en el mal. Primero debemos pedir perdón a Dios y también saber perdonarnos a nosotros mismos. Sin la petición de perdón y el compromiso de cambiar nuestra vida, no podemos experimentar la paz.

Algunos responden: «¡Pero ella no haces estas divisiones! Musulmanes, ortodoxos… Sólo los hombres hacen estas divisiones». «¿Es posible que entre los «secretos» que guardan los videntes no se mencionen estas situaciones que son causa de guerras, miseria y muerte? Afganistán, Irak, Israel y Palestina, Angola y media África… ¿Pero la Virgen no te dice nada de todo esto?»

– «¡Nada! Ya sabes lo que le preocupa: los jóvenes, las familias. La Virgen dice: «Este es un momento muy difícil. Satanás quiere dividir a nuestras familias’. Está muy preocupada por esto. Sobre los jóvenes que toman drogas, y todas esas cosas malas… Les dice a los jóvenes: ‘Todo lo que el mundo ofrece pasa, recuérdalo'».

«Todos esperamos que el mundo cambie; pero nosotros tenemos que cambiar. Es una excusa para escapar de nosotros mismos. La Virgen dice que no ha venido a decir cosas nuevas, sino cosas sencillas». – «¿Por ejemplo?» – «la confesión: ‘al menos una vez al mes’, dice. Pero, no es sólo para que digas tus pecados, recibas la absolución y mañana vuelvas a decir los mismos pecados. No juegues con la gracia de Dios«.

«El optimismo con nuestros cerebros no llega lejos. Sólo el optimismo con el alma no desaparece: es mejor llamarlo «confianza». Lo primero que pide la Virgen es: abrir y limpiar nuestros corazones; vivir sus mensajes con el corazón…».

Comentarios

  1. Gracias Madre hoy rece el rosario con la parroquia pero la realidad es que el mundo nos come es dificil mantener la paz en nuestro corazon y en el mundo yo espero alcanzar la paz interior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *